Entendiendo la prediabetes y el exceso de peso

PDF Version

Este folleto está diseñado para ayudar a los individuos con exceso de peso a entender el alto riesgo de desarrollar prediabetes. Muchas personas no saben que tienen prediabetes hasta que empiezan a mostrar síntomas de diabetes tipo 2. Con este folleto educativo esperamos que tenga un mejor entendimiento de la prediabetes y de cómo está relacionada con el exceso de peso. Trataremos los siguientes temas:

  • Evaluación del exceso de peso
  • Definición de prediabetes
  • Factores de riesgo de la prediabetes
  • Pruebas de detección de prediabetes
  • Reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

¿Cómo afecta la salud el exceso de peso de una persona?

El exceso de peso, la obesidad o la obesidad severa pueden afectar la salud de una persona de muchas formas.

La obesidad es una enfermedad en la que el exceso de grasa en el cuerpo se ha acumulado al punto que puede tener un efecto adverso en la salud de una persona. La obesidad también aumenta el riesgo de una persona a desarrollar hipertensión, diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer, osteoartritis, derrame cerebral y dislipidemia. Establecer metas realistas en cuanto a nutrición, actividad física y pérdida de peso para apoyar cambios en su estilo de vida puede postergar o prevenir la diabetes tipo 2.

Porque el exceso de peso puede afectar la salud de una persona de muchas formas, es importante poder evaluar cuánto peso excesivo se tiene. Hay muchos métodos de medición que se pueden usar; sin embargo, el método usado más comúnmente es calcular el índice de masa corporal (IMC, BMI en inglés). El IMC es un número que se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por su altura en metros. Hay cuatro categorías de peso (peso inferior al normal, peso normal, sobrepeso y obesidad). Para calcular su IMC y determinar la categoría de su peso, por favor visite el IMC calculadora de la OAC.

¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes es un estado que ocurre cuando los niveles de glucosa en la sangre de una persona (azúcar) son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos para un diagnóstico de diabetes. A la prediabetes también se la conoce como Intolerancia a la Glucosa (IGT en inglés) o Glucosa Alterada en Ayunas (IFG en inglés).

Las personas con prediabetes tienen un riesgo elevado de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión y derrames cerebrales. Se estima que 79 millones de estadounidenses de más de 20 años de edad tienen prediabetes.

¿Quién está en riesgo de tener prediabetes?

Las personas con sobrepeso y de más de 45 años de edad deberían realizarse una prueba de prediabetes. Las personas de peso normal y de 45 años o más deberían preguntarle a su profesional de salud si es apropiado hacer una prueba. Los profesionales de salud pueden recomendar estas pruebas a personas de menos de 45 años y con sobrepeso si tienen cualquier otro factor de riesgo de diabetes o prediabetes, tal como:

  • Hipertensión
  • Bajo colesterol HDL y niveles altos de triglicéridos
  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Diabetes gestacional o tener un bebé de más de 9 libras de peso
  • Pertenecer a un grupo étnico o minoritario con alto riesgo de diabetes
  • Falta de actividad física
  • Niveles de A1C de 5.7 por ciento o más de IGT o IFG en exámenes previos
  • Antecedentes de enfermedades cardiovasculares
  • Mujeres con síndrome de ovario poliquístico
  • Otros problemas clínicos asociados con la resistencia a la insulina

Porque generalmente no muestra signos ni síntomas, la prediabetes en general se descubre durante una examinación física rutinaria con una prueba básica de niveles de azúcar en la sangre en ayunas. Un nivel normal de azúcar es inferior a 100 mg/dL. Si es de 100 a 125 mg/dL, quiere decir que la persona tiene IFG o prediabetes.

¿Cómo se hace una prueba de prediabetes?

Hay una variedad de análisis de sangre que pueden indicar si alguien tiene prediabetes. Veamos dos de los exámenes más comunes y lo que los distintos resultados pueden indicar.

Tabla de azúcar en la sangre en ayunas

Prueba de azúcar en la sangre en ayunas

La cantidad de azúcar en la sangre fluctúa naturalmente, pero es necesario que permanezca dentro de límites normales. La prueba preferida para medir el azúcar en la sangre es después de ayunar durante la noche durante por lo menos ocho horas. Un nivel de glucosa en ayunas de menos de 100 miligramos de azúcar por decilitro de sangre es considerado normal. Si los niveles de glucosa en ayunas son de 100 a 125 miligramos, esto indica prediabetes.

Prueba oral de tolerancia a la glucosa

(Desafío de la glucosa 2 horas después)

Esta prueba requiere que usted vaya a un laboratorio o profesional de salud después de por lo menos ocho horas de ayuno. En la oficina o laboratorio, usted deberá beber aproximadamente ocho onzas de un líquido dulce que contiene mucha azúcar (cerca de 75 gramos). Su nivel de azúcar en la sangre se medirá antes de que beba este líquido, después de una hora y otra vez después de dos horas. Si sus niveles de azúcar en la sangre son de 140 a 199 mg/dL después de dos horas, esto indica prediabetes.

Criterio para diagnosticar diabetes

Si alguien tiene exceso de peso y prediabetes, ¿cómo puede reducir su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2?

Una persona con prediabetes tiene un riesgo más alto de desarrollar diabetes tipo 2. Sin embargo, esto no quiere decir que todas las personas con prediabetes eventualmente vayan a desarrollar diabetes tipo 2. Los estudios indican que el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 se puede reducir perdiendo de un 5 a un 7 por ciento de su peso con una dieta y mayor actividad física.

Plan de comidas saludables

La pérdida de peso ocurre cuando las personas queman más calorías de la que consumen.
Un déficit de 500 calorías por día puede resultar en la pérdida de aproximadamente una libra por semana. Anotar la comida, el tamaño de las porciones y la cantidad de calorías en un diario de comidas puede ayudarles a las personas a tener más consciencia de lo que consumen y servirles de evidencia del consumo de calorías (vea la página 14 para ver la sección de “Diario de Comidas” en este folleto).

Las personas con exceso de peso y prediabetes o resistencia a la insulina se beneficiarían si limitaran los carbohidratos en sus dietas. Las comidas con alto contenido de carbohidratos incluyen:

  • Snacks como tortas y galletas
  • Arroz
  • Jugos de fruta
  • Helado

Los carbohidratos aumentan el azúcar en la sangre más que otras comidas y hacen que el cuerpo produzca más insulina. Si hay resistencia a la insulina, estas cantidades más grandes de insulina pueden hacer que la persona aumente de peso.

Programa de ejercicio

Hacer ejercicio regularmente ayuda a mantener la pérdida de peso y a no volver a aumentar de peso. También mejora el control glicémico (medida del efecto de los carbohidratos en el nivel de azúcar) y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Es recomendable establecer una meta de 30 a 45 minutos de ejercicio moderado casi todos los días cada semana. El ejercicio no tiene que hacerse en una sola sesión para que sea beneficioso. Dividir la actividad en episodios múltiples y cortos produce beneficios similares y generalmente es más fácil de lograr.

Por suerte, para reducir el riesgo de prediabetes o mejorar la salud no hace falta adelgazar dramáticamente. Perder tan solo cinco por ciento de su peso puede tener un impacto significativo en reducir el riesgo de diabetes tipo 2. La pérdida moderada de peso también puede ayudar a postergar o prevenir complicaciones relacionadas a la diabetes y facilitar el control del azúcar en la prediabetes.

Además de incorporar un plan de comidas saludables y un programa de ejercicios, el mundo actual de la tecnología y las redes sociales permiten hacer un seguimiento de su salud con facilidad. Hay muchos recursos y aplicaciones, incluyendo diarios de comida, estimación de calorías y herramientas de ejercicio que están disponibles en línea, y en su teléfono y otros dispositivos.

Una de las cosas más importantes para una persona con prediabetes es tomar decisiones útiles y concretas de cambios de estilo de vida y ejercicio con la ayuda de su equipo de proveedores de salud. Las personas con prediabetes deben tomar la iniciativa y preguntarles a sus profesionales de salud sobre sus niveles de azúcar en la sangre y los factores de riesgo asociados con la diabetes.

¿Cuáles son las consecuencias de la diabetes?

El exceso de azúcar en la sangre causa muchos problemas de salud. Las células del cuerpo probablemente no estén recibiendo la cantidad de azúcar que necesitan, y los niveles demasiado altos de azúcar en la sangre producen daño en los nervios y vasos sanguíneos, generalmente en los pies, las manos, los riñones y los ojos. Otras consecuencias de la diabetes incluyen:

  • Neuropatía (daño en los nervios, especialmente en las extremidades)
  • Nefropatía (enfermedad de riñón)
  • Retinopatía (problemas de visión, ceguera)
  • Enfermedades cardiovasculares (cardiopatía y mayor riesgo de derrame cerebral)
  • Disfunción eréctil en los hombres y reducción del deseo sexual en hombres y mujeres
  • Depresión
  • Amputación

¿Cómo maneja el cuerpo el exceso de glucosa?

En ayunas, o entre una comida y otra, el cuerpo puede depender de la glucosa almacenada en el hígado –glucógeno—para tener energía. El glucógeno está compuesto de miles de moléculas de glucosa que se mantienen unidas con moléculas de agua. Sin embargo, si el ayuno es muy largo, el cuerpo puede usar aminoácidos o ácidos grasos para ayudar en sus procesos metabólicos.

Después de comer, los procesos de masticar y la digestión química producen glucosa (azúcar), que es la forma más asequible de combustible para nuestros órganos –especialmente los tejidos musculares y del cerebro. En estado normal, la glucosa producida por estos procesos digestivos ingresa a las células para ayudar en otros procesos metabólicos.

La insulina actúa como una llave que abre la puerta para que la glucosa ingrese y alimente las células. Cuando está presente, la insulina también cierra el proceso de usar glucógeno del hígado para asegurar que el nivel de la glucosa no aumente más después de una comida. En realidad, la insulina reduce la glucosa en la sangre recopilando todo el exceso de glucosa que hay en la corriente sanguínea de manera que pueda ser almacenada como glucógeno para uso en el futuro.

Sin embargo, si no hay una cantidad adecuada de insulina disponible, como ocurre en la diabetes, entonces esta glucosa no puede ingresar a las células.

En cambio, la glucosa permanece en la corriente sanguínea en una concentración más alta que la usual. Esta condición se conoce como glucosa elevada en la sangre o hiperglucemia.

¿Cómo puede aprender más sobre la prediabetes y el exceso de peso?

La Coalición de Acción Contra la Obesidad (OAC) es una organización nacional sin fines de lucro, 501(c)(3), de cerca de 50,000 miembros dedicada a representar a los individuos afectados por la enfermedad de la obesidad y ayudarlos en su camino hacia una salud mejor a través de educación, promoción y apoyo. Nuestra meta esencial es crear concientización y mejorar el acceso a la prevención y el tratamiento de la obesidad, educar sobre la obesidad y sus tratamientos, luchar para eliminar el prejuicio y la discriminación, elevar la conversación del peso y su impacto en la salud y ofrecer una comunidad de apoyo para el individuo afectado.

Para ver si está en riesgo de desarrollar prediabetes, por favor visite a su proveedor de salud y reciba más información. Para ayudarle a prepararse para su visita, en este folleto le ofrecemos algunos ejemplos de preguntas que el proveedor de salud le puede hacer, y ejemplos de preguntas que usted le puede hacer a su proveedor de salud. Los ejemplos de preguntas están en la página siguiente.

Ejemplos de Preguntas

Preguntas que le puede hacer su profesional de salud

  • ¿Cuándo fue la última vez que vio a un profesional de salud?
  • ¿Cuándo fue la última vez que se hizo un análisis de sangre?
  • ¿Está tomando algún medicamento en este momento?
  • ¿Ha sido diagnosticado antes con alguna enfermedad o problema de salud?
  • ¿Cuánta actividad física realiza usted semanalmente?
  • ¿Puede describir sus hábitos de comida?
  • ¿Hay alguien en su familia con diabetes?
  • ¿Se siente más cansado o fatigado que de costumbre?
  • ¿Tiene la boca seca o está tomando líquidos con más frecuencia?
  • ¿Está orinando con más frecuencia?
  • ¿Tiene visión borrosa o dolores de cabeza?
  • ¿Ha aumentado de peso recientemente?

Preguntas que le debe hacer a su profesional de salud

  • ¿Tiene un dietista certificado en su oficina con capacitación en diabetes y obesidad?
  • ¿Tiene educadores de diabetes disponibles?
  • ¿Qué tipo de pruebas usa usted para determinar si uno tiene prediabetes?
  • ¿Cómo prefiere usted tratar a alguien con prediabetes?


© 2018 Obesity Action Coalition 4511 North Himes Avenue • Suite 250 • Tampa, Florida 33614 • (800) 717-3117