Entendiendo la Obesidad

PDF Versión

Un recurso educativo ofrecido por la Coalición de Acción contra la Obesidad

¿Qué es la obesidad?
La obesidad es una enfermedad caracterizada por el exceso de grasa en el cuerpo. Las personas con obesidad generalmente están afectadas por factores de conducta, genéticos y ambientales que son difíciles de controlar con una dieta. La obesidad aumenta la probabilidad de contraer ciertas enfermedades y otros problemas de salud que pueden afectar su calidad de vida y reducir su longevidad.

¿A quién afecta la obesidad?
La obesidad es una epidemia seria de salud que afecta a uno de cada tres estadounidenses. Se estima que más de 93 millones de estadounidenses están afectados por la obesidad, y se anticipa que ese número llegará a 120 millones en los próximos cinco años.

“Sobrepeso” y “Obesidad” – ¿Cuál es la diferencia?
Las fases del peso son definidas médicamente por el índice de masa corporal (IMC; BMI en inglés). Un IMC de 25 a 29.9 es clínicamente clasificado como “sobrepeso”. Un IMC de 30 o más es clasificado como “obesidad”. Para determinar su IMC, vea la tabla de IMC en este folleto o visite www.ObesityAction.org.

Las personas con exceso de peso también están en riesgo de desarrollar problemas de salud, incluyendo enfermedades cardíacas, derrame cerebral, diabetes, ciertos tipos de cáncer, gota (dolor de las articulaciones causado por exceso de ácido úrico) y enfermedad de vesícula. El exceso de peso también puede causar problemas tales como apnea del sueño (respiración interrumpida al dormir) y osteoartritis (desgaste de las articulaciones).

Adelgazar puede ayudar a mejorar los efectos perjudiciales del exceso de peso; sin embargo, muchas personas con exceso de peso tienen dificultad para alcanzar un peso sano.

Índice de Masa Corporal
(IMC; BMI en inglés)
El IMC es un número que se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por su altura en metros. El IMC se usa para determinar la obesidad.

La obesidad más comúnmente se calcula usando el IMC. Un adulto con un IMC de 30 o más está clínicamente afectado por la obesidad. Para determinar su IMC, vea la tabla de IMC en este folleto o visite www.ObesityAction.org.

El IMC no se usa para determinar el porcentaje de grasa corporal de una persona, pero es un buen indicador para categorizar el peso en términos de salud.

¿Cuáles son los riesgos de salud asociados a la obesidad?
Hay más de 40 enfermedades que están asociadas a la obesidad. Las personas con obesidad tienen un mayor riesgo de tener mala salud, contraer una o más de estas serias enfermedades, o, en casos graves, morir prematuramente. Más de 112 mil muertes anuales son atribuibles a la obesidad. Las enfermedades más prevalentes asociadas a la obesidad incluyen:

      • Diabetes tipo 2
      • Hipertensión
      • Colesterol alto
      • Enfermedades cardíacas
      • Derrame cerebral
      • Enfermedad de vesícula
      • Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico (GERD en inglés)
      • Osteoartritis
      • Apnea del sueño y problemas respiratorios
      • Ciertos tipos de cáncer

¿Qué causa la obesidad?
La obesidad ocurre cuando un individuo consume más calorías de las que quema durante un período extendido de tiempo. Estas calorías “extras” son almacenadas como grasa. Si bien hay distintos factores que pueden llevar a este desequilibrio de energía en personas con obesidad, los contribuyentes principales son conducta, medioambiente y genética.

Conducta
Con el ritmo acelerado de vida de la actualidad, es fácil adoptar conductas poco saludables. La conducta, en el caso de la obesidad, se refiere a opciones de comida, cantidad de actividad física y esfuerzo para mantener una buena salud. En base a las opciones de comida, mucha gente hoy elije dietas que tienen muchas calorías y pocos nutrientes. Este problema de conducta también está relacionado al aumento en el tamaño de las porciones en la casa y los restaurantes.

Medioambiente
El medioambiente juega un rol esencial en los hábitos y el estilo de vida de una persona. Hay muchas influencias ambientales que pueden tener un impacto en sus decisiones de salud. La sociedad de hoy ha generado un estilo de vida más sedentario. En lugar de caminar se manejan autos, la actividad física básica ha sido reemplazada por la tecnología, y la nutrición ha sido sobrepasada por las comidas rápidas y convenientes.

Genética
La ciencia demuestra que la genética juega un rol en la obesidad. Los genes pueden causar ciertos trastornos que resultan en obesidad. Sin embargo, no todas las personas con predisposición a la obesidad tendrán obesidad. Actualmente se está investigando cuáles son los genes que más contribuyen a la obesidad.

¿Cuáles son los efectos sociales de la obesidad?
Las personas afectadas por la obesidad enfrentan obstáculos mucho más allá de los riesgos de salud. El sufrimiento emocional puede ser una de las partes más dolorosas de la obesidad.

La sociedad generalmente enfatiza la importancia de la apariencia física. Como resultado de ello, la gente con obesidad generalmente enfrenta prejuicios o discriminación en el mercado laboral, la escuela y en situaciones sociales. La imagen corporal y las dificultades asociadas a la actividad física generalmente causan problemas en citas y relaciones íntimas.

Consecuencias en el trabajo
A causa del estigma negativo asociado a la obesidad, los empleados con obesidad generalmente son vistos por sus compañeros de trabajo y empleadores como menos competentes, perezosos y sin autodisciplina. Muchas veces las actitudes discriminatorias pueden tener un impacto negativo en los salarios, las promociones y el estatus de empleo de los empleados con obesidad.

Encontrar trabajo también puede ser difícil. Los estudios indican que las personas afectadas por la obesidad tienen menos oportunidades que otros de ser contratados, a pesar de tener calificaciones de trabajo idénticas. Ha habido un aumento de casos legales involucrando empleados con obesidad que son despedidos por su peso, a pesar de que son competentes para hacer su trabajo.

Consecuencias en la escuela
Los ambientes educativos también pueden prestarse a situaciones discriminatorias. Los niños afectados por la obesidad enfrentan numerosos obstáculos, desde acoso, burla y rechazo de sus pares, hasta actitudes prejuiciosas de los maestros.

A temprana edad, los niños están expuestos al estigma negativo de la obesidad. Los niños con obesidad infantil a veces son caracterizados como infelices, perezosos, malos y sin muchos amigos.

En ámbitos de salud
Las actitudes negativas sobre los pacientes con obesidad también existen en el ámbito de la salud. Estos pacientes generalmente se rehúsan a buscar atención médica, pueden ser más propensos a postergar servicios preventivos de salud importantes y tienden a cancelar citas médicas más frecuentemente. Postergar la atención médica puede llevar al diagnóstico o tratamiento tardío de enfermedades relacionadas a la obesidad, incluyendo diabetes y enfermedades cardiovasculares, mientras se vuelven más perjudiciales para el cuerpo.

Las consecuencias de esta discriminación pueden tener un impacto serio en la calidad de vida de una persona y sólo intensifican más el estigma negativo asociado a la obesidad.

¿Qué tratamientos hay para la obesidad?
Las estrategias de tratamiento para la obesidad varían de persona a persona. Empezar el tratamiento temprano es esencial para tener éxito, y es importante hablar con su médico antes de empezar cualquier programa para adelgazar. Hay muchos métodos para tratar la obesidad, tales como modificación de conducta, actividad física, programas no clínicos de control del peso, adelgazamiento con control médico y cirugía bariátrica.

Modificación de conducta
La conducta juega un rol significativo en la obesidad. Modificar conductas que han contribuido a desarrollar la obesidad es una forma de tratar la enfermedad, sola o en combinación con otros tratamientos. Algunas formas de modificación de conducta incluyen: cambiar hábitos de comida, hacer más ejercicio físico, educarse sobre el cuerpo y cómo alimentarlo apropiadamente, participar de un grupo de apoyo o actividad extracurricular y establecer metas realistas para controlar el peso.

Actividad física
Aumentar o iniciar un programa de actividad física es un aspecto importante en el manejo de la obesidad. La sociedad de hoy ha creado un estilo de vida muy sedentario, y la actividad física de rutina puede afectar la salud significativamente. Las personas con exceso de peso u obesidad deben consultar con su médico antes de iniciar un programa de ejercicios.

Programas no clínicos de control del peso
Participar de programas no clínicos es otra forma de tratamiento de la obesidad. Algunos programas pueden ser operados comercialmente, como una cadena privada de adelgazamiento. Otras formas de programas no clínicos de adelgazamiento incluyen consejeros, libros, sitios de Internet o grupos de apoyo.

Adelgazamiento con control médico
Los programas de adelgazamiento con control médico ofrecen tratamiento en un ambiente clínico con un profesional de salud autorizado, como un médico, enfermero, dietista registrado y/o psicólogo. Estos programas típicamente ofrecen servicios como recetas de medicamentos para bajar de peso, educación sobre nutrición, instrucción de actividad física y terapia conductista.

Cirugía bariátrica
El tratamiento quirúrgico para la obesidad es una opción para aquellos clasificados como individuos afectados por “obesidad grave.”

Un individuo tiene obesidad grave cuando su IMC es de 40 o más, o cuando pesa 100 libras por encima de su peso ideal. Además, una persona con un IMC de 35 o más que tiene una o más enfermedades relacionadas a la obesidad también se define como alguien con obesidad. Después de la cirugía bariátrica, las personas todavía tienen que modificar sus hábitos de vida, adaptar su dieta y hacer más actividad física.

Hay distintas opciones de tratamientos de cirugía bariátrica, como Bypass Gástrico en Y de Roux, Banda Gástrica Ajustable por Laparoscopía, Gastrectomía en Manga Laparoscópica y División Bilio-pancreática con Interrupción Duodenal.

Lo que usted puede hacer para saber más sobre la obesidad

La Coalición de Acción Contra la Obesidad (OAC) es una organización nacional sin fines de lucro 501(c)(3) de cerca de 50,000 miembros dedicada a darle voz a las personas afectadas por la enfermedad de la obesidad y ayudarlas en su esfuerzo para mejorar su salud a través de educación, representación y apoyo. Nuestras metas son crear concientización y mejorar el acceso a la prevención y el tratamiento de la obesidad, proveer educación basada en evidencia sobre la obesidad y sus tratamientos, luchar para eliminar el prejuicio y la discriminación, elevar la conversación sobre el peso y su impacto en la salud y ofrecer una comunidad de apoyo al individuo afectado.

Desde la información más actualizada sobre la obesidad hasta información sobre opciones para adelgazar, OAC les ofrece a los individuos los recursos necesarios para luchar activamente contra la obesidad.



© 2018 Obesity Action Coalition 4511 North Himes Avenue • Suite 250 • Tampa, Florida 33614 • (800) 717-3117