Comprensión de la Obesidad Mórbida

Se estima que más de ocho millones de estadounidenses son obesos mórbidos. La obesidad mórbida se caracteriza por tener un peso mayor a 100 libras por encima del peso corporal ideal del individuo, o por un índice de masa corporal (IBM por sus siglas en inglés) de 40 ó mayor.

En este folleto, el término “obeso mórbido” se utiliza para definir al individuo que pesa más de 100 libras por arriba de su peso corporal ideal. Los medios masivos, y el público en general, en ocasiones se refieren a la obesidad mórbida utilizando el término “severamente obeso”. Estos dos términos podrían utilizarse indistintamente.

¿Cuál es la diferencia entre la obesidad y la obesidad mórbida?
La obesidad es una seria epidemia de la salud que afecta a uno de cuatro estadounidenses. Se estima que más de 93 millones de estadounidenses son obesos, con la predicción de que dicho número se elevará a 120 millones en los próximos cinco años. La obesidad es una enfermedad caracterizada por un exceso de grasa corporal, o por poseer un índice de masa corporal mayor a 30. La obesidad aumenta la probabilidad de adquirir ciertas enfermedades y otros problemas de salud relacionados.

La obesidad mórbida se caracteriza por un índice de masa corporal del individuo mayor a 40. Además, ésta también presenta una correlación mucho mayor que la obesidad con condiciones comórbidas, tales como diabetes, enfermedad cardíaca y muchas más.

Medición de la obesidad mórbida

Lo más común es que la obesidad mórbida se calcule utilizando el índice de masa corporal; éste se obtiene dividiendo el peso de la persona en kilogramos, entre su estatura en metros cuadrados. Los pacientes con un índice de masa corporal de 40 ó mayor se clasifican como obesos mórbidos.

El índice de masa corporal no se utiliza para determinar el porcentaje real de grasa corporal de una persona, pero es un buen indicador para categorizar al peso en términos de lo que es sano e insano.

¿Cuáles son los riesgos asociados con la obesidad mórbida?
Son muchas las comorbilidades (diagnósticos duales) que acompañan a la obesidad mórbida. Una vez que a un paciente se le considera obeso mórbido, estas condiciones se vuelven riesgos serios contra la salud. Dichas comorbilidades también impactan negativamente la calidad de vida del paciente y sus familiares afectados por la obesidad mórbida.
Las enfermedades más prevalentes relacionadas con la obesidad mórbida incluyen las siguientes:

  • Alta presión sanguínea
  • Alto colesterol
  • Diabetes
  • Enfermedad cardíaca
  • Accidente cerebrovascular (embolia)
  • Enfermedad de la vesícula biliar
  • Osteoartritis
  • Apnea durante el sueño y problemas respiratorios
  • Algunos cánceres (endométrico, de seno y de colon)
  • Enfermedad hepática (del hígado)
  • Enfermedades venosas
  • Reflujo gástrico
  • Irregularidades menstruales e infertilidad

Se anima a quienes son afectados por la obesidad mórbida a que hablen con sus médicos respecto a las comorbilidades enumeradas. Mientras más pronto éstas sean detectadas, mejores serán las ventajas con las que cuente el paciente para mantenerlas bajo control con la asistencia de un médico.

Para aprender más acerca de estas condiciones comórbidas, por favor visite la sección Condiciones comórbidas del sitio electrónico de la Coalición de Acción contra la Obesidad (OAC por sus siglas en inglés)

Causas de la obesidad mórbida
Simplemente, la obesidad mórbida no es el resultado de comer en exceso, es una enfermedad seria que necesita prevenirse y tratarse. Las causas de la obesidad mórbida son extensas, pero se enfocan en tres contribuyentes principales: el comportamiento, el ambiente (entorno) y la genética.

Comportamiento
En el agitado ambiente del presente, es fácil adoptar comportamientos que no son saludables. En el caso de la obesidad mórbida el comportamiento se relaciona con las elecciones de alimentos, la cantidad de actividad física que se realiza, y con los esfuerzos por conservar la salud.

Los estadounidenses consumen, en promedio, más calorías que en décadas pasadas. El aumento en el consumo calórico también ha disminuido los nutrimentos que se ingieren, y que son necesarios para llevar una dieta sana. Este problema del comportamiento también se relaciona con el aumento en el tamaño de las porciones en casa y cuando se come en restaurantes.

Mientras que los estadounidenses están consumiendo más calorías, no las están gastando con suficiente actividad física. La actividad física es un elemento importante para modificar y moldear los comportamientos. La influencia de la televisión, de las computadoras, y de otras tecnologías no promueve la actividad física, e incrementa el problema de obesidad en nuestra sociedad.

Ambiente
El entorno juega un papel clave en moldear los hábitos y el estilo de vida de la persona. Existen múltiples influencias ambientales que pueden impactar las decisiones que usted toma respecto a su salud. La sociedad actual ha desarrollado un estilo de vida más sedentario: caminar se ha substituido por manejar automóviles, la actividad física se ha reemplazado por la tecnología, y los alimentos fáciles de preparar han dominado la nutrición.

Genética
La ciencia muestra que la genética juega un papel en la obesidad, y en la obesidad mórbida. Los genes pueden causar ciertos trastornos, los cuales resultan en obesidad. Sin embargo, no todos los individuos con predisposición a la obesidad llegan a ser obesos mórbidos. Actualmente, la investigación está en proceso de determinar cuáles son los genes que de mayor manera contribuyen a la obesidad.

¿Cuáles son los efectos sociales de la obesidad mórbida?
Los individuos afectados por la obesidad mórbida con frecuencia enfrentan obstáculos que van más allá de los riesgos a la salud. El sufrimiento emocional es posiblemente uno de los componentes más dolorosos de la obesidad mórbida. Frecuentemente la sociedad enfatiza la importancia de la apariencia física. Como resultado, quienes son obesos mórbidos con frecuencia enfrentan prejuicio o discriminación.

Efectos en el trabajo
Debido al negativo estigma asociado con la obesidad mórbida, los compañeros de trabajo y empleadores con frecuencia miran a los empleados que son obesos mórbidos como menos competentes, flojos y carentes de auto-disciplina. Frecuentemente las actitudes discriminatorias pueden tener un impacto negativo en los salarios, ascensos y en el estatus laboral de los empleados obesos.

En el ámbito de la atención médica
Las actitudes negativas relacionadas con los pacientes obesos mórbidos también existen en el ámbito de la atención médica. Los pacientes obesos mórbidos con frecuencia son reacios a buscar atención médica, podrían ser más propensos a posponer importantes servicios preventivos de atención médica y cancelar citas médicas con mayor frecuencia. Posponer la atención médica puede conllevar al retraso del descubrimiento o tratamiento de condiciones comórbidas, tales como la diabetes y la enfermedad cardiovascular, a la vez que éstas se vuelven físicamente más dañinas.

Las consecuencias de la discriminación hacia los obesos mórbidos pueden tener un serio impacto en la calidad de vida del individuo y tan sólo intensificar más el negativo estigma asociado con la obesidad.

Tratamiento de la obesidad mórbida
(*Nota: Sírvase consultar con su médico antes de iniciar cualquier programa de tratamiento.)
Debido a que los riesgos a la salud asociados con la obesidad mórbida pueden amenazar la vida del paciente, programas clínicos, tales como la pérdida de peso bajo control médico, la cirugía para reducción de peso, y otras opciones, se encuentran disponibles para dar tratamiento.

Reducción de peso bajo control médico
Los programas de pérdida de peso controlada por el médico proporcionan tratamiento en una interacción clínica con un profesional de atención médica titulado, como lo es un doctor en medicina, un enfermero, un dietista titulado y/o un psicólogo. Estos programas típicamente ofrecen  servicios tales como educación sobre nutrición, actividad física, y terapia del comportamiento. Con frecuencia estos programas incorporan programas de reemplazo total de alimentos.

Medicamentos (Farmacoterapia)
En la actualidad son tres los medicamentos que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) ha aprobado para la reducción de peso: sibutamine (Meridia®), orlistat (Xenical®) y los productos noradrenérgicos. Todos estos deben utilizarse en conjunción  con una dieta reducida en calorías, ejercicio, y la modificación de comportamientos. Además, hay varios medicamentos para la pérdida de peso esperando la aprobación de la FDA. Para obtener más información sobre estos tres medicamentos conforme se van haciendo disponibles, por favor revise el boletín trimestral de la Coalición de Acción contra la obesidad, “OAC News”. Como en el caso de todas las terapias, la reducción de peso controlada médicamente debe llevarse a cabo con un plan enfocado de tratamiento, el cual incluya a un equipo de proveedores de servicios médicos. Éste debe comprender dietistas, psicólogos y especialistas en ejercicio, además de los proveedores de servicios médicos que brinden atención durante todas las etapas del proceso de tratamiento de reducción de peso.

Asimismo, algunos médicos podrían también utilizar medicamentos en el tratamiento de la obesidad mórbida que de manera tradicional se receten para otras condiciones o enfermedades.

Para obtener más información sobre la reducción de peso bajo control médico, por favor visite la sección sobre “Opciones de tratamiento” en el sitio electrónico de la OAC.

Cirugía bariátrica (Cirugía para la reducción de peso)
Si su índice de masa corporal es mayor a 40, ó si éste es mayor a 35 y usted presenta alguna comorbilidad relacionada con su peso, tal como diabetes o hipertensión, podría considerar la cirugía bariátrica (también llamada cirugía para la reducción de peso). Después de una cirugía para la reducción de peso, las personas aún deben modificar los hábitos en su estilo de vida, ajustar su dieta, y aumentar su actividad física. Es importante que hable con su médico para determinar si tener la cirugía es lo correcto para usted.

Actualmente, los tres procedimientos que más comúnmente se eligen para la reducción de peso son los siguientes:

  • Bypass gástrico Roux-en-Y (Roux-en-Y Gastric Bypass).
  • Banda gástrica ajustable por laparoscopía (Laparoscopic Adjustable Gastric Banding).
  • Derivación biliopancreática con cruce duodenal (Biliopancreatic Diversion with Duodenal Switch).

Al considerar la cirugía para la reducción de peso debe balancear el riesgo personal de ser obeso mórbido contra el riesgo y las complicaciones potenciales de la cirugía. Esta opción de tratamiento es una herramienta que continuamente utilizará para perder peso. La cirugía es un recurso para ayudarle a perder peso; para mantener una calidad de vida saludable se requerirá que haga cambios físicos, psicológicos y en su comportamiento. La pérdida positiva y continua de peso depende del deseo y dedicación que usted muestre para modificar su estilo de vida de manera proactiva.

Si usted es un candidato para la cirugía bariátrica, seguramente se le referirá a evaluación y consulta con un psicólogo. Aun cuando esto le sorprenda, esto se ha convertido en una parte rutinaria de la preparación para la cirugía. Su atención de seguimiento la proporcionará un equipo de profesionales, y cada uno de ellos, incluidos un dietista, un terapeuta especializado en ejercicio, y un psicólogo, requerirá familiarizarse más con usted, así como con su situación y necesidades individuales.

Para aprender más sobre la cirugía para la reducción de peso, por favor visite la sección “Opciones quirúrgicas” localizada bajo el enlace “Opciones de tratamiento” en el sitio electrónico de la OAC.

Opciones adicionales de tratamiento
Además de la cirugía para la reducción de peso y de la reducción de peso bajo control médico, las siguientes terapias también se utilizan para tratar la obesidad mórbida.

Modificación del comportamiento
El comportamiento juega un papel significante en la obesidad mórbida. Una manera de tratar la obesidad es modificando los comportamientos que han contribuido a desarrollar dicha enfermedad, ya sea como alternativa única, o en conjunción con otros tratamientos. Algunos de los modificadores del comportamiento sugeridos incluyen: cambiar los hábitos alimenticios, aumentar la actividad física, educarse acerca del cuerpo humano y de cómo nutrirlo adecuadamente, iniciar la participación en un grupo de apoyo o en alguna actividad extracurricular y establecer metas realistas para el manejo del peso corporal.

Actividad física
Un aspecto importante en el manejo de la obesidad mórbida consiste en incrementar o iniciar un programa de actividad física. Una rutina de actividad física puede tener un gran impacto en su salud. Establezca metas realistas y asegúrese de consultar con su médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicio.

Programas no clínicos para el manejo del peso
Otra manera de tratar la obesidad es participando en programas no clínicos. Algunos de estos programas podrían ser operados comercialmente, tal como lo son las cadenas de compañías de propiedad privada para la reducción de peso. Los consejeros, libros, sitios electrónicos, o grupos de apoyo, constituyen todos formas en las que usted puede estar involucrado con algún programa no clínico de reducción de peso.

Obtención de acceso a tratamiento a través de su proveedor de seguro médico
Las personas afectadas por la obesidad mórbida dependen de su proveedor de seguro médico para que las asistan en el proceso de obtener acceso a tratamiento médico seguro y efectivo. En muchas ocasiones experimentan dificultades al trabajar con sus proveedores de seguro, tal como recibir la negación repetida de reclamos. Así mismo, este proceso con frecuencia resulta complicado y agotador física y emocionalmente.

La Coalición de Acción contra la Obesidad (OAC) diseñó un recurso titulado“Working with Your Insurance Provider: A Guide to Seeking Weight-loss Surgery” (Cómo trabajar con su proveedor de seguros: una guía para conseguir la cirugía para reducir de peso) con el fin de proporcionar a las personas el conocimiento necesario para que trabajen de manera efectiva con sus proveedores de seguro médico y obtengan acceso a tratamiento seguro y efectivo. A pesar de estar diseñados específicamente para asistir a quienes están en busca de realizarse la cirugía para reducir de peso, la información y el consejo en este folleto son útiles para aquéllos procurando el reembolso por parte del seguro de otros tratamientos médicos.

Para ver este folleto, por favor visite la sección “Recursos” en el sitio electrónico de la OAC.

¿Qué puede hacer para aprender más sobre la obesidad mórbida?

La Coalición de Acción contra la Obesidad (OAC), una organización sin fines de lucro basada en los pacientes, ofrece a muchos recursos valiosos para aquéllos afectados por la obesidad mórbida y sus familiares.

Tabla del índice de masa corporal (BMI Chart)

Por favor clic para aquí ver el gráfico de BMI.

Con falta de peso = Menor a 18.4 | Normal =18.5 – 24.9 | Con sobrepeso = 25 – 29.9 | Obeso = 30 – 39.9 | Obeso mórbido = Mayor a 40

Recursos de la OAC
La OAC produce materiales educacionales y sobre la defensa de derechos extensos y bien desarrollados. Todos los recursos de la OAC son gratuitos y se pueden solicitar si se comunica con nosotros al (800) 717-3117 o a info@obesityaction.org.



© 2014 Obesity Action Coalition 4511 North Himes Avenue • Suite 250 • Tampa, Florida 33614 • (800) 717-3117